0 productos = 0,00 €

¿Dónde está la licencia única?

Ciertas asociaciones la dieron por conseguida, pero lo cierto es que no termina de llegar y parece imposible que lo haga.

Tras escuchar hace más de un año a algunos representantes de asociaciones, erigidos en “líderes” y “mesías” de los cazadores, sigue sin haber noticias sobre la consecución de la famosa licencia única que permitiría cazar en todas las autonomías de España. Sabiendo que sería mejor, y más correcto, llamar al proyecto desde su inicio multilicencia y no licencia única, podemos adelantar en MD que la misma no saldrá adelante, al menos en la gran mayoría de comunidades del Estado. En este artículo vamos a tratar de desgranar el motivo de la no consecución de la licencia única y la victoria cantada por algunos, antes de comenzar si quiera el trabajo, con el fin de lograr un poco de protagonismo.

Diferentes precios e intereses

Partiendo de la base de que una licencia en Euskadi para Gipuzkoa se cobra una tasa de 12,59 euros, el desagravio con otras autonomías es palpable. Así, Castilla y León cobra este año a los cazadores, en gran parte vascos, 42 euros, mientras que en Castilla la Mancha su precio es de 40 euros. También las hay algo más baratas como la de Cantabria, con un precio 11,67 euros para esta temporada.

No obstante, el coste medio de una licencia en España viene a salir sobre unos 25 euros. Hagan ustedes la comparación.

Las tasas las fijan las Comunidades Autónomas y la recaudación anual va a las arcas de sus departamentos de Hacienda, salvo en el caso vasco, donde por la ley de TT.HH. la función y recaudación compete a cada provincia. Para valorar este “negocio” tenemos un dato aproximado de 23 millones euros de recaudación en licencias de caza en todo el territorio nacional, que han ido a parar a las arcas autonómicas.

Con un precio unitario por región podría llegar a ponerse la primera piedra de este proyecto, pero para ello los territorios deberían ser iguales en términos de caza y deberían de tener los mismos costes de gestión, algo que no solo no ocurre, si no que es imposible.

Renuncia a ingresos

Solo la comunidad de Castilla y León recibe al año más de 50.000 cazadores de todo el Estado, a los que hay que sumar otros 70.000 castellanos. ¿Creen los cazadores que esta comunidad va a repartir los 5.000.000 millones de euros que ingresa por tasas con otra comunidad vecina?. Disponen de caza y por lo tanto reciben una importante fuente de ingresos a través de la actividad, de ahí el aumento este año de un 63% del precio de la licencia, algo que también ocurre en igual o mayor medida en la comunidad manchega, con un aumento de la licencia de más de un 200%.

Euskadi, a verlas venir

Tenemos conocimiento de la presencia de miembros del Gobierno Vasco en alguna reunión con el resto de autonomías, convocados a instancias del Ministerio. La licencia en nuestra comunidad autónoma es relativamente barata, aunque también debemos valorar qué servicios y qué gestión recibimos a cambio. Y claro, el análisis va por territorios de forma individual Mientras que en Alava la provincia está copada por cotos, Gipuzkoa no dispone prácticamente de ellos, por lo que los gastos de gestión no son los mismos. ¿Sería capaz el Gobierno Vasco de estar de acuerdo con una licencia única para todo el Estado? En breve se trasladará esta cuestión a los representantes vascos en las instituciones.

Si se consiguen algunas de las reivindicaciones históricas de los cazadores, será por la labor silenciosa de sus representantes y no por la apropiación del trabajo y las ideas del “mesías” de cierta asociación.

LA RFEC entiende que debe de madurar la multilicencia

Puestos al habla con el presidente de la RFEC, Andres Gutierrez, ha manifestado a MD que “no se puede engañar al colectivo con promesas falsas y hacer demagogia como hacen ciertas asociaciones que dicen actuar en defensa del cazador. Va  lento y tardará, ya que hay poca prioridad política debido a intereses económicos”. Gutierrez indicó que “a pesar de haber cierta sintonía entre más de 10 autonomias con las que nos hemos reunido, en cuanto tratamos el tema de la recaudación surgen discrepancias. Hay que seguir trabajando como hace la federación y dejar de vender en los medios expectativas falsas antes de lograr los acuerdos con las CC.AA.. Hay temas importantes por determinar en los que trabajamos, como es un registro de infractores común y la unificación de criterio en los exámenes de caza, que también es un problema al existir autonomías que lo exigen y otras que no”. Lo que está claro es que el máximo responsable federativo reclama que se deje de engañar al cazador de a pie con quimeras de licencias únicas y se hable de multilicencia, que es a lo máximo que podemos aspirar.

Numerosas promesas incumplidas

La licencia única vendida por algunas asociaciones ha nacido muerta. Como se dice vulgarmente, han vendido la piel del oso antes de cazarla. Pero no solo esto, con la intención de ganar protagonismo son capaces de organizar un día de reivindicación y vender la moto de la contrapasa, la licencia única y la resolución de los problemas de los accidentes de tráfico de las especies cinegéticas, habiendo trabajado menos en el asunto que lo destinado a una entrevista. Eso sí a costa de ilusionar, pero enpañando al colectivo de cazadores, algo que en los cazadores guipuzcoanos empieza a cansar. Se promete y se vende mucho humo, pero hay pocos logros y poco trabajo encima de la mesa. En Gipuzkoa, los aficionados a la caza, a través de sus sociedades de cazadotes, se apuesta más por la gestión y el trabajo silencioso en favor de la caza, obteniendo seguramente mejores resultados.

(Fuente: Mundo Deportivo 06/09/13)

Hart Toyota Helvetia

© 2021 - Todos los derechos reservados Federación Gipuzcoana de caza

Paseo de Anoeta, 5 (Kirol Etxea). 20014 DONOSTIA (GIPUZKOA)
Teléfono 943 474642 - Fax 943 474551

Boletín electrónico

Únete a nosotros y mantente al día sobre lo que está ocurriendo en la caza.

 

Quiero inscribirme